30/9/09

Más allá de Kraft y Grondona


Otra vez con la metáfora del cáncer. Mariano Grondona no deja de preocuparse por las metástasis. Hoy escribe en su columna en La Nación y vuelve sobre está figura remanida en su léxico.

No nos detendremos en recordar cuando se poblaba de graffitis la ciudad con la leyenda "Viva el cáncer". Como un oncólogo del análisis políticos degrana lo que se trasluce detrás del conflicto con la empresa Kraft.

Su análisis obvia el despido de los delegados gremiales que afectan directamente a las leyes que protegen a los trabajadores. Sobre este tema y su metodología, ya posteamos la opinión que Mery expuso en su blog.
Otro análisis para observar es el que realizó el conu en este post. Este conflicto que se presenta como enrarecido, en medio del debate de la nueva ley de SCA, nos hace pensar quiénes son los que quieren apropiarse del reclamo justo de los trabajadores despedidos, y no podemos evitar la presencia que Clarín y La Nación le dan a este tema.

Dos frases del oscuro profesor nos permiten ver, cómo se utiliza un reclamo legítmo para instalar el "eje del mal".

"la inclinación de Kirchner en favor del Estado y contra las empresas privadas ha enrarecido lo que suele llamarse el "clima de negocios" en la Argentina"
"La "burocracia sindical" de origen peronista siempre se presentó ante el Gobierno y las empresas como un "mal menor" al que habría que privilegiar para evitar el "mal mayor" del extremismo."
El "mal", que vislumbra Grondona, como agentes patógenos son la CGT y la presencia del Estado como articulador del mercado. Estos dos factores complican lo que suele llamar el profesor pirata: "clima de negocios".

Es claro que no les interesan los trabajadores despedidos, ni su representación gremial. Todo sirve para "seguir desgastando como se pueda al gobierno nacional". No vamos a pensar que ahora el establishment local viró repentinamente hacia la izquierda marxista-leninista y troskista en aras del bien nacional, el docto nos recuerda el "mal mayor del extremismo".
Y nos dice que:
Lo que tenemos en este terreno, entonces, no es la paz social proclamada sino una crispación apenas contenida por el autoritarismo estatal-sindical
El Estado y la CGT, son quienes impiden que el clima de negocios se libere; son el mayor obstáculo, en este momento, para alcanzar la realización de sus sueños: un país para pocos, que bien supieron encaminar, pero que su soberbia y desprecio hicieron que apareciera lo inesperado: el kirchnerismo.

1 comentario:

Edukator dijo...

La posición del Profesor Mariano Grambosta no discrepa con la de la UIA y del diario de los Mitre para el que trabaja.
Ya Pagni había hecho una nota diciendo ¿vieron hacían falta los palos?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails