27/5/09

Felipe Solá, el primer excluido de la campaña


Aquella mañana de noviembre, en el día de la militancia, Felipe preparó a los medios para realizar su gran actuación y como dijera el General, espetó En algunos momentos cada peronista tiene que sentir que tiene el bastón de mariscal en su mochila. No somos más ni menos que nadie”.

Felipe estaba contento, se sentía fuerte y valorado, algo que nunca había sentido. El protagonismo que el voto contra la resolución 125 le estaba dando, lo animaba. Así como Cleto, gracias a la hija, era aclamado; sentía que esta era su oportunidad, y no la dejaría pasar. Recibió un rápido respaldo y vio las puertas abiertas a un horizonte esperado. Esta vez, el cazador de tiburones no lo dejaría solo. Esta vez él llevaría el bastón. Porque era claro que "No nos une el amor sino el espanto" y la cara peronista de la derrota de Néstor debería ser él.
Todo era brillante esa mañana en que Felipe se despertó y no se sintió menos que nadie.

Y llegó el armado provincial. Las legislativas despuntaban y sabía que él era el elegido. Por eso luchó, presionó cuando se vio desplazado - pero, ¿otra vez sería menos que nadie? - No lo dejarían solo, estaba convencido que esta era su oportunidad, la que había esperado tanto tiempo, callando, aguardando y aguantando. Pero perdió.

Ahora, con la mirada extraviada en una mata, solo, sabe que perdió; que el partido ya no lo juega él y vuelve a la sombra. Comprende el abismo que se avecina. Mira el horizonte y recuerda aquella mañan en que se despertó y era feliz. Y se aferra. Lo único que queda es aguantar y esperar.
Habrá que volver se pregunta, pero no sabe.
Sólo recuerda aquella mañana del 17 de noviembre en dónde la esperanza lo miró a los ojos. Deja un suspiro suspendido, guarda sus recuerdos, y apaga la luz para soñar con esa mañana.



3 comentarios:

Santiago Coco Plaza dijo...

Maestor de Villa Madero. Hoy los personajes que encabezan tu post los reproduje en el mío pero con otra cuestión...hechale un vistazo:
http://splaza.blogspot.com

MONA dijo...

Si... es la soledad de los traidores... la juigó siempre de peronista, pero en realidad es un gorila, de las más MAS neoliberales...
Saludos

Marcelozonasur dijo...

Está haciendo el papel de idiota. Lo desprecian sus nuevos compañeritos... el hace fuerza por no creer eso. Ayer ver como SLoto y el otro salame se le cagaban de risa en la cara por las bol... que decía, daba verguenza ajena.

Hasta estaba desalineado, saco, camisa sin corbata... pero desabrochada hasta el tercer o cuarto botón...

Pobre tipo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails