23/5/09

En el colegio nos enseñaron a quererlos


"En esos días, unos seiscientos activistas pertenecientes a los sectores sociales de menores ingresos, conocidos como “Los Chisperos”, “La Legión Infernal”, o “los manolos”, en las crónicas españolas, se constituyen en la fuerza de choque de los grupos porteños que proponían la autonomía y la democracia en América. Allí, liderando, se encuentra a French, cartero de la ciudad y Berutti, empleado de la Tesorería del Gobierno".


En el colegio nos enseñaron a quererlos. Las aplicadas "señoritas" se esmeraron en que aprendiéramos que su función, por aquellos días, fue muy importante en la plaza.
En los actos escolares siempre me toco actuar de "negro", vendiendo velas, llevando un farol o siendo parte del pueblo. Desde la mirada resentida de un niño, sabía que nunca llegaría a la Primera Junta porque mi comportamiento en clase no era ejemplar, más bien todo lo contrario, y ya sabemos que para llegar a ser Moreno, Saavedra, Castelli o Belgrano, había que ser bueno y estudioso en la escuela. Pero yo sabía que podía actuar de French o Berutti que eran los únicos que hablaban en el acto siendo parte del pueblo.

Iniciando el camino al Bicentenario, valga el reconocimiento para la Legión Infernal, que desde la calle sigue luchando por la independencia, defendiendo la democracia y peleando, literalmente, por el derecho a participar y defender el modelo de distribución e inclusión social.

leer más.


200 años luchando por la libertad, contra los traidores, y por una independencia real.

Feliz día de la Patria!!!

5 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

¡felicidades compañeros!
Emocionados como cuando íbamos al cole:
¡viva la patria!

JW Cooke dijo...

bien ahí cumpa! las cosas como son!

Marcelozonasur dijo...

Buena analogía.

Coincido totalmente.

El hijo de Fierro dijo...

Acabo de terminar de releer (por trercera o cuarta vez) "La revolucion es un sueño eterno", de Andres Rivera, sobre Castelli, el orador de la revolucion que terminó muerto por un cancer de lengua. Es notable como la historia se repite; Castelli fue el verdadero ideologo de la Revolucion, y terminó juzgado, pobre, enfermo, mientras los comerciantes del puerto (a quienes Rivera describe en un parrafo como solo interesados en conservar sus riquezas aunque el pais quede reducido a cenizas) conspiran para que la revolucion no sea mas que un cambio de gobierno pero no de sistema social. Castelli planteaba que la revolucion no servia para nada si no declaraba la libertad de indios, negros y mulatos de inmediato, y si no (diriamos hoy) "redistribuia la riqueza". Y como decis vos, French y Beruti eran los que acaudillaban el apoyo popular: estaban en la plaza con 600 tipos con cuchillos (ademas de las escarapelas que nos quiere vender la acaramelada version escolar) para que se haga la Revolucion y se vaya el virrey. Segun Rivera, esos 600 tipos se llamaban los "verdaderos", tambien los "chisperos."

El hijo de Fierro dijo...

En un fragmento, Rivera "le hace decir" a Castelli:

"¿Qué nos faltó para que la utopía venciera a la realidad? ¿Qué derrotó a la utopía? ¿Porqué, con la suficiencia pedante de los conversos, muchos de los que estuvieron de nuestro lado, en los días de mayo, traicionan la utopía? ¿Escribo de causas o escribo de efectos? ¿Escribo de efectos y no describo las causas? ¿Escribo de causas y no describo los esfectos?


Escribo la historia de una carencia, no la carencia de una historia."

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails