23/3/10

El genocidio cultural


La dictadura cívico militar que operó entre 1976 y 1983, no sólo nos dejó el horror de los muertos, desaparecidos, torturados y secuestrados. El terror extendió sus brazos más allá de los cuerpos. El plan de exterminio necesitó la eliminación directa de personas para garantizar el terror y violentar otras estructuras sociales, que sin la primera condición hubiese sido imposible de llevar acabo. La planificación de una matriz económica necesitó un respaldo teórico de intelectuales que planificaron y solventaron ideológicamente, con un cuerpo de difusión de sus ideas a través de medios cooptados y complices también. El plan necesitaba de una sociedad que mirase hacia otro lado, por miedo o convencimiento.

La educación formó parte de este aparato estratégico. No fueron militares los que modificaron la currícula escolar, sino pedagogos, psicólogos y pensadores del régimen.

En 1977, se distribuyó en las escuelas un material gráfico dirigido a los padres con hijos en edad escolar, titulado: «'Cómo reconocer la infiltración marxista en las escuelas»:

«Léxico marxista para uso de los alumnos: (...) Lo primero que se puede detectar es la utilización de un determinado vocabulario que, aunque no parezca muy trascendente, tiene mucha importancia para realizar este 'trasbordo ideológico' que nos preocupa. Así, aparecerán frecuentemente los vocablos diálogo, burguesía, proletariado, América latina, explotación, cambio de estructuras, capitalismo».

Se suprimió la lectura comprensiva hasta 5to grado, en los primeros tres años de escolaridad se enseñaban sólo treces consonantes, se sacó de la enseñanza matemática la teoría de conjuntos. Miles de libros prohibidos, películas, música, artistas.

El decreto 538, de mayo de 1978, estableció para profesores y maestros la lectura y comentario obligatorio del folleto «Conozcamos a nuestros enemigos», cuyo contenido resumió el diario La Prensa en ese mismo mes:

«El texto tiende a facilitar a los docentes la comprensión del proceso subversivo en el país, especialmente en el medio educativo, y brinda elementos de juicio sobre la forma de obrar del marxismo. Expone también la estrategia particular de la subversión en el ámbito educativo, sus modos de acción en todos los niveles educativos y en la actividad gremial del ámbito educativo (sic). En las conclusiones del trabajo, cuya lectura y aceptación por parte del personal docente y administrativo es obligatoria, se expresa que 'es en la educación donde hay que actuar con claridad y energía para arrancar la raíz de la subversión, demostrando a los estudiantes las falsedades de las doctrinas y concepciones que durante tantos años les fueron inculcando en mayor o menor grado»

Se intervinieron todas las universidades del país. Se suprimieron cátedras y se modificaron planes de estudio como también su contenido. La mayoría de los escritores latinoamericanos pertenecientes al Boom fueron lisa y llanamente borrados. Sus libros estaban prohibidos: Gabriel Garcia Márquez, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar, otros como Pablo Neruda, Juan Carlos Onetti, Rodolfo Walsh, Osvaldo Bayer. Se llegó al absurdo de prohibir libros de ingeniería como "Cuba electrolítica" por tener en su título la palabra "cuba".

Algunos de los libros Prohibidos por el PEN a través de decretos:

- El Principito - Antoine de Saint Exupéry.
- Para hacer el amor en los parques -N. Casullo
- Guía de pecadores -Eduardo Gudiño Kieffer
- Buenas noches, profesor -Alina Diaconu
- Don Abel Salim -Jorge Asís
- Gracias por el fuego -Mario Benedetti
- Tres autores prohibidos -Jaime Rest
- Persona -Nira Etchenique
- The Buenos Aires affair -Manuel Puig
- Territorios -Pichón Riviere
- Los reos --Federico Moreyra
- Sólo ángeles -Enrique Medina
- Memorial de los infiernos -Julio Ardiles Grey
- Macoco -Juan Carlos Martín
- El homosexual y su liberación -G. Weinberg
- El frasquito -Luis Guzmán Rubita -Javier Torre
- Visita francesa y completo -Eduardo Perrone
- Perros de la noche y El duque -E. Medina
- La vida es un tango -Copi
- La vida entera ~ Juan Carlos Martín
- La torre de cubos -Laura Devetach
- La muerte de la familia -David Cooper
- La tía Julia y el escribidor -M. Vargas liosa
- Las venas abiertas de América Latina -E. Galeano
- Operación masacre -Rodolfo Walsh
- El cumpleaños d.e Juan angel -M. Benedetti
- Hernández y Fierro -Raúl Paz
- La revolución peronista -Héctor Cámpora
- El Marxismo y la historia -Michele Bertrand
- La alianza de las clases -Pierre Reym
- Amérina Latina, Nacionalismo, democracia y revolución -V .Chertijin
- El fracaso, el desinterés escolar en la escuela primaria- Uliana Lurcat
- Residencia en la tierra -Pablo Neruda
- Erase una vez el hombre (serie en fasclculos)
- Tradición, conciencia y revuelta de clases -Edward Thompson
- Sexualidad y autoritarismo -F. Kinkelammert
- Humanismo socialista -Erich Fromm
- América latina, estudios y perspectivas -autores varios
- Problemas de economía -Jaime Fusch
- Estudios rurales latinoamericanos -CLACSO
- Conocer Neruda y su obra -Alberto Couste
- Sin tregua -Raúl Larra
- Oriente diccionario enciclopedico -edición Paidos
- La concentración económica en EEUU -Ed. Amorrortu
- Crítica y utopía -edición El Cid editor
- Conocer Lenin y su obra y Conocer Russell y su obra -Edición Barcelona
- La familia cristiana en Cuba -Masacre contra el pueblo -Experiencia eclesial -Edición Lima Perú
- La democracia proletaria en la democracia verdadera -Enver Hoxha
- Psiquiatría y subdesarrollo -El Cid Editor
- Derechos humanos, A sangre y fuego -Autores varios
- Sobre la teoría de la planificación socialista - Zielynsky
- Los partidos políticos -Robert Michels
- Metodología del preseminario y la investigación científica -Pablo Troncone
- Propuestas a la Nación -G.Amedo Alvarez
- Conocer Mao y su obra -Joan Senet Josa
- Solidaridad -Vicaría episcopal chilena
- Transformaciones socialistas en la agricultura, V. Stanis
- El uruguay y la política internacional del Río de la Plata -Eduardo Haedo
- Proceso a los montoneros -Di Pauli
- Los derechos constitucionales del trabajador - Daniel Rudi
- Sociología de la explotación -Gonzalez Casanova
- Un elefante ocupa mucho espacio -E. Bornemann
- La educación como práctica de la libertad
- Pedagogía del oprimido -Paulo Freire
- Teología de la liberación -Gustavo Gutierrez
- Yo también fui un espermatozoide -Setenta veces siete -Alto quien vive -Dalmiro Saenz
- Las tumbas -Enrique Medina
- El campo -Griselda Gambaro

El mayor símbolo de la atrocidad y el genocidio cultural se realizó con la quema de un millón quinientos mil libros pertenecientes al Centro Editor de América Latina. Pero se quemaron muchos libros en distintas partes del país, en Córdoba; en Santa Fe, la Bibiloteca Popular Constancio C. Vigil tuvo el mismo destino de fuego. Millones de libros se quemaron o se sacaron de circulación. El proceso iniciado por la dictadura cívico militar tuvo su continuidad a través de la Ley federal de educación de 1995, eliminando en casi todo el país la educación técnica.

El accionar de las fuerzas represivas sobre la cultura y la educación destruyó un sistema que buscaba terminar con el analfabetismo y la deserción escolar. Produjo el exilio y la desaparición de profesores, científicos, intelectuales y escritores. Héctor Oesterheld, Rodolfo Walsh, Francisco Urondo y Haroldo Conti fueron asesinados por la dictadura. Antonio Di Benedetto fue secuestrado y liberado en 1978 pero jamás volvió a escribir, murió en 1986.

El 29 de abril de 1976, Luciano Benjamín Menéndez, jefe del III Cuerpo de Ejército con asiento en Córdoba, ordenó una quema colectiva de libros, entre los que se hallaban obras de Proust, García Márquez, Cortázar, Neruda, Vargas Llosa, Saint-Exupéry, Galeano... Dijo que lo hacía "a fin de que no quede ninguna parte de estos libros, folletos, revistas... para que con este material no se siga engañando a nuestros hijos". Y agregó: "De la misma manera que destruimos por el fuego la documentación perniciosa que afecta al intelecto y nuestra manera de ser cristiana, serán destruidos los enemigos del alma argentina". (Diario La Opinión, 30 de abril de 1976)



Fuentes:

- Videla, la educación y la cultura
- Biblioclastas, genocidas culturales
- La quema de libros
- Censura a los libros durante la dictadura militar Argentina

2 comentarios:

Maricé dijo...

Es algo impresionante cuando uno lo ve a la distancia. En ese momento algunos sabíamos, otros intuian pero viendo así el listado, impresiona. El otro dia hice un post sobre la música también censurada y parece chiste si no fuera real.
http://desdelbosque-marice.blogspot.com/2010/03/biba-la-hinqultura.html

Ale dijo...

Recuerdo una anécdota, donde en un allanamiento, secuestraron un libro que hablaba sobre la mécanica en Cuba, y dejaron "La sagrada familia" de Marx.

Aun asi, con libros quemados, con compañeros torturados y desaparecidos, con leyes de punto final y obediencia debida, con jueces que extienden el inicio de ciertos juicios... aun asi la boca no sabe callar. La palabra es rebelde y la memoria es obstinada.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails