9/3/10

Diálogo, dialogar, consenso... bla bla bla



Vamos a escuchar a Marcó del Pont - ahora porque cuando decidieron no escucharon - pero el dictamen no se cambia y vamos a rechazar su pliego.

Queremos escuchar propuestas pero el DNU lo vamos a rechazar.

Vamos a dialogar con el oficialismo, pero la composición de las comisiones no se cambia.

Parece que el grupo A esta dispuesto a escuchar pero no quieren cambiar nada de lo que piensan, con lo cual será sólo comunicar las voluntades de las partes y punto. Espero que sean tan abiertos y comprensivos cuando el ejecutivo haciendo uso de sus facultades escuche a la oposición pero vete sus leyes.

Este error ya lo empiezan a pagar. Si el gobierno nacional encuentra el equilibrio y la serenidad necesaria para soportar este feroz embate del grupo A, podrá obtener mejores resultados.
Cada vez más escucho en mi entorno No - K/anti - K (aclaro porque algunas personas odian y otras no estan de acuerdo, que no es igual) que no leen más clarín o no miran más TN o Telenoche porque se cansan de tantas pálidas. Familiares que te dicen "a mi Cristina no me gusta pero estos se están pasando". Y no es para creer que el kirchnerismo vuelve a enamorar a parte de ese 46% que perdimos, pero es tan vulgar y obsceno el ataque opositor junto con sus medios de comunicación o viceversa, que muchos empiezan a ver que la realidad no les encaja con lo que la tele les muestra.

Hay que recuperar el diálogo con los gobernadores y un buen lugar para empezar es Santa Fe que todavía sigue sin clases.

2 comentarios:

MONA dijo...

A la presidenta le endilgan los "errores" de su gestión... pero estos tienen prontuario!!! Si la Justicia resolviera sus causas con la misma celeridad que saca los amparos, nos estaríamos evitando un desgaste inútil, y se podría facilitar la gobernabilidad. Lo que no entienden estos tipos es que el modelo neoliberal no tiene más chances en la Argentina, porque hemos aprendido la lección.
Te saludo

Dalai Rama dijo...

A la oposición la vamos a demoler en las calles y en las urnas, con prepotencia de trabajo y manteniendo el compromiso con los más humildes.

El Movimiento Nacional y Popular no va a ser detenido con tristes palabras salidas de seres vacios, ni con titulares de pasquines que cada vez menos leen y casi nadie cree.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails