25/11/08

Inmobiliarias Macri & Apelbaum: VENDEN


José María "Pichi" Meisegeier

Los Funcionarios de la Ciudad benefician a la patria inmobiliaria

El sucesor del Padre Mugica en la Parroquia Cristo Obrero de la Villa 31 de Retiro sostiene que el déficit habitacional en la ciudad es desesperante. Con 76 años de edad y 30 de trabajo en la villa, el sacerdote José María Pichi Meisegeier señala que la construcción en altura es una tradición universal entre los pobres, y asegura que la superpoblación en los barrios humildes se debe a una relación corrupta entre los funcionarios políticos y las grandes corporaciones inmobiliarias.


¿Cuál es el problema central de la villa, en materia habitacional?

El principal conflicto son las autoridades de la ciudad y su actitud ante la patria inmobiliaria, beneficiada por políticas y estímulos financieros. No hay ningún plan urbano para los pobres. Se crea Puerto Madero, la Corporación Retiro, la Corporación Sur, se fomenta una gran acumulación de countries en el conurbano que triplican la superficie de la capital. En la ciudad se ha permitido que se construyan más de 100 torres, que no son otra cosa que barrios privados en altura. Se trata de un emergente de las peleas entre intereses de las grandes inmobiliarias. Las críticas porque se construyen viviendas con dos o tres pisos, son un prejuicio racial hacia los habitantes de las villas, porque no se dan cuenta que al no tener lugar para expandirse, para edificar para adelante o atrás, construyen para arriba. Yo invitaría a todos los que se quejan a que pasen por la villa 1-11-14, que lo hagan por la Avenida Perito Moreno, y ahí van a encontrar los mismo o que vayan al barrio Charrúa, atrás de la cancha de San Lorenzo donde hay casas de seis y siete pisos levantadas hace 20 años. Es una realidad de toda América latina. Está en Bogotá, en Caracas, en Lima, en La Paz, en Cali, es una costumbre universal de los pobres.

entrevista completa en SUR.

Macri y sus funcionarios pedorros como el energúmeno de H R Larreta, critican las construcciones en la 31 bis con la excusa que se pueden derrumbar. Los habitantes de la 31 contestan: "Me parece rara la preocupación de Macri –sigue–, somos todos villeros los que hacemos las casas de ellos, cómo no vamos a hacer bien nuestras casas. Es más, nuestras casas están mejor hechas que las de ellos"

El problema pasa por los recortes que Mauritzio planea hacer en los planes de vivienda de la ciudad y el enorme negocio que quiere hacer entregando esos terrenos, luego de demoler todo, a la Corporación de puerto madero.

2 comentarios:

MONA dijo...

La patria inmobiliaria no es para los pobres (habrase visto!!)
Y esos terrenos ocupan un espacio privilegiado, más apto para construir torres, que oficien como barrios privados en altura.
Los morochos que se vayan lejos; porque pobres y negros son sinónimo de delincuentes y será mejor que estén lo más alejados posible. Conseguiremos un descampado donde les haremos casuchas que cuestan 1 pero ellos pagarán 1000, en comodísimas cuotas... es más: nos ahorraremos la mano de obra, porque los pondremos a ellos mismos a construir.
Topadoras mediante, en un año pondremos en venta esos valiosos lotes... y va a estar linda Buenos Aires.

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

por algo bajaron el presupuesto de vivienda de 78 millones a 2 millones!

se vienen las topadoras, pero ellos, los del asentamiento de la 31 de retiro, también tendrán que hacerse cargo de lo que votaron, ya que Macri saco el 61%

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails