3/6/10

Cuándo está bien y cuándo está mal


En respuesta a las críticas locales a la traba a la importación de alimentos, la Presidenta puso como ejemplo al propio Uruguay, que impide la entrada de pollos argentinos, y de Estados Unidos, donde “desde hace años los limones que producimos no pueden entrar” completo

Salvo para el gran diario argentino que no se cansa de hacer lobby en favor de los importadores, las leyes de protección a la propia industria son un hecho en todo el mundo. La idea del libre mercado es puramente un título, alcanza con ver qué ocurre con Canadá y México en los tratados comerciales que mantiene con EE UU. Pero sin embargo no se cansan de reclamar que se deje de frenar las importaciones.

Cómo se desarrolla una industria si no es a través de la sustitución de importaciones, en principio para fomentarla, y crear fuentes de empleo, y luego instrumentar leyes que la protejan. Desde que soy chico vengo escuchando que "Argentina nunca tuvo una industria pesada, como Brasil, y que la falta de desarrollo industrial bla bla bla". Bueno, en algún momento hay que empezar a buscar un desarrollo más igualitario en las relaciones comerciales. Si Uruguay no deja ingresar pollos argentinos, responderá a una política de desarrollo en beneficio de su producción. Es una cuestión lógica. ¿Por qué deberíamos abrir las puertas de nuestro comercio, en perjuicio de la industria y producción local?

Mientras las reglas comerciales sigan siendo éstas, nuestro país también tiene que proteger el trabajo argentino.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails