25/4/09

El violín se fue para el silencio.



Un músico planetario

Por León Gieco

A Sixto lo hubiera conocido de todas formas, pero me llegó a través de un cassette que me pasó un chico que vivía en mi edificio: “Si a vos te gusta el folklore, tenés que escuchar esto”, me dijo. Lo puse y fue como la luz, un descubrimiento importante. Como escuchar por primera vez a Ry Cooder o a Atahualpa Yupanqui, o descubrir que existe la música afgana. Leer más.


Don Sixto murió ayer. Padecía de el mal de chagas, una enfermedad que a los laboratorios no les resulta rentable, lo mismo que el dengue. Una enfermedad de los pobres, que se asocia a la desigualdad.


1 comentario:

Mrs Miga dijo...

gracias.
pensar que de chico escondía el violín en un árbol porque la madre no quería que toque...
hay personas que,aunque se vayan a los 94 años,a uno le duele,no querría que falten nunca jamás,porque son ireemplazables.monolitos de la humildad, de la falta de vanidad,gente que ya..no hay...en este planeta plagado de pedantes.gente que no sólo enseñan a SER a artistas,sino a todo el mundo.por eso,también duele que haya partido Don Sixto.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails