16/6/09

Imaginando un poco el mundo feliz de Clarín y la oposición

Imaginemos que el mundo fue creado el 25 de mayo de 2003. El pasado desaparece. No hay experiencia previa de ninguno de los candidatos.
Durante seis años, una parte de la población elige una fuerza política que desarrolla un modelo de País. Cinco años después de ese inicio, se desata en el mundo una crisis financiera que lleva a la ruina a Islandia por ejemplo. Hace que Europa pierda 32 millones de puestos de trabajo, que la desocupación se duplique, o en el caso de España que pase del 7% al 18%. Que estos estados se reunan y vean que sus espectativas es un 3, 5, 12% de déficit para el año en curso.

Imaginemos un trabajador estadounidense, que tiene hipotecado sus dos autos, su casa, su heladera, televisor, y se queda sin trabajo. Como no puede pagar el crédito, pierde todo. Pero este nuevo desempleado ve que su gobierno invierte 2.000 millones de dólares para salvar el sistema financiero, mientras la desocupación trepa del 4,5% al 9,4%. No tener empleo en los estados unidos implica quedar fuera del sistema de salud, por ejemplo.

Cuando escuchamos que desde los medios de comunicación y desde la oposición, plantean que hay que salir del modelo actual, que se inició allá por el 2003, y pregonan que hay que acoplarse al nuevo mundo: endeudándose, generando déficit, achicando el Estado, enfriando la economía, congelando los salarios, claramente vemos que la opción no es muy buena.

Cuando escuchamos que la OIT ubica a la Argentina entre los 11 de los 44 países testeados en los que no creció la desocupación en el primer trimestre del año, resultan llamativas algunas tapas de diarios que piden adelantar elecciones, que apuestan al fracaso de todos.

Imaginemos qué pasaría con estas políticas que nos proponen. Según el director general de la OIT, el chileno Juan Somavía, "estamos avanzando en la dirección contraria (en referencia a las políticas de salvataje al sistema financiero y no a la producción), se estima que el desempleo seguirá aumentando al menos hasta 2010 o hasta 2011." Cuando nos piden que "cambiemos" nos están pidiendo que dejemos de crecer, que no tengamos superavit fiscal y comercial, que se deje de incentivar la producción industrial que es la que mayor puesto de trabajo genera, junto con la obra pública, y achiquemos el Estado en beneficio de la exportación de materias primas sin valor agregado.

"El cambio" lo que nos propone es menos construcción escuelas y hospitales, agua potable, cloacas; menos créditos al consumo y la producción, y más incentivos al monocultivo de soja liberando las exportaciones y sacando las retenciones. Congelamiento salarial, moneda de cambio libre regulada por el sistema financiero, desaceleración del consumo y ajuste de cuentas.

Imaginemos que el mundo fue creado el 25 de mayo de 2003, y que todas estas políticas no las conocemos, ¿estamos dispuestos a cambiar el modelo actual de país, por otro que vemos que no funciona en el mundo? ¿Cómo se le puede ocurrir a alguien que no crecer es una buena señal, o que tener déficit genera confianza en los mercados?

2 comentarios:

MONA dijo...

Exacto. Votar el cambio significa:
=== devolver el dinero de las AFJP a los bancos extranjeros y que la caja la manejen ellos
=== derogar ya mismo el aumento a los jubiulados dos veces al año que votó el Congreso y volver al valor histórico de $130 actualizados
=== que no se jubilen los casi 2 millones de viejos que sçi lo hicieron açun con aportes insuficientes,
=== que los sojeros exporten a diestra y siniestra, sin aportar impuestos para redistribuir ganancias,
=== que los bancos ejecuten a los pequeños productores, para venderlos a los grandes o a empresas extranjeras,
=== que la gente no tenga creditos para consumo,
=== que queden sin empleo los 4 millones que recuperaron el trabajo desde 2003 a la fecha,
=== que el dçolar suba hasta donde sea, lo cual beneficia fuertemente a las industrias y al agro, con fuerte deterioro del salario de los trabajadores,
=== que nos separemos de la cooperacion que establecimos con los paises latinoamericanos, para volver a las relaciones carnales con EEUU,
=== que devolvamos Aerolineas a la madre patria, para que vuelvan a vaciarla, y a robarnos los simuladores de vuelo, los que capacitaban a nuestros pilñotos, y a los de sudamerica, que venian a capacitarse a nuestro Pais,
=== que demuelan las 700 escuelas,
===que no se juzgue ni a los militares ni a nadie... que devuelvan la ESMA, que los indemnicen a esos pobres tipos que ademças de cargar la desapariciçon de 30 mil ahora sufren juicios y castigos por venganza,
=== que no recuperemos la fabrica de aviones de Cordoba... mas vale los compramos al 1er. mundo,
=== que se descuente esa monumental suma del presupuesto educativo,
=== que se desaliente la investigaciçon en ciencia y tecnologia que no sirve para nada... que se vayan los cientos de cientificos que regresaron al Pais.

Por eso, si apuntamos al cambio que prometen los De Narvaez, con el Felipe, o la Carrio, o el Cleto, ya sabemos de que estamos hablando.

Monikucha dijo...

Yo por lo menos no estoy dispuesta a cambiar. Todo lo que hizo el gobierno no me parece bien, pero del otro lado está el horror.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails