6/4/10

Macri con Morales Solá en desde el llano



"El aparato de la colonización pedagógica elabora el personaje a través de un proceso en el que éste va haciendo carrera en el profesorado, en el periodismo, en las ciencias o en letras, en la política, etc. Esta carrera es llevada al nivel de la opinión pública por la gran prensa que le va anotando los elementos de prestigio a través de una amplia publicidad. Que el individuo tenga méritos y calidades para la técnica en que se dice especialista, no es imprescindible. Si verdaderamente vale, mucho mejor. Pero si no hay uno capaz para el objetivo, el personaje se construye con cualquier farabute, porque lo que importa no es su técnica sino su servicio, y su servicio consiste en utilizar el prestigio que se le da para prestigiar lo que el aparato de la colonización sostiene, y aún más: para prestigiar el propio aparato."
Arturo Jauretche, Los profetas del Odio y la Yapa, pág 179.


video


La pregunta no es qué le pasa al sistema político, la pregunta es por qué Maurizio Macri pensaba que la política era "eso" que él creía y que no es.

"Hace seis años que ingresé a la política". Antes, Macri no tenía ninguna relación, por eso no entiende y su inoperancia es "el famoso palo en la rueda".
Si la prensa y los medios audiovisuales no sostuvieran su vacío, no habría ninguna posibilidad de subsitencia política.

"Cuando la Argentina vuelva al primer mundo" dice Macri como una reminicensia de la década de la convertibilidad. Se siente incomprendido, porque no puede comprender que algo cambió.

Con un lenguaje vacío construye su no-gobernación, ya que niega absolutamente todo y se muestra como logro poner unos faroles, cambiarle la dirección a unas calles, promover una policia que perdió dos jefes antes de estrenarse. No hay un análisis sobre el desempleo, los índices de pobreza, sobre la generación de trabajo.

Por qué el jefe de Gobierno no puede exhibir un crecimiento del empleo o la generación de puestos de trabajo, en cambio de hablar de los faroles y plazoletas en las avenidas. Porque no tiene niguna política social, sólo cosmética. Reduce los presupuestos de educación pública, los de construcción de viviendas, los presupuestos de salud son subejecutados; nada funciona en la ciudad ni siquiera el plan de bacheo como símbolo de un sísifo moderno.

El periodista pregunta lo que "no molesta" y no va más allá de eso. Por eso lo incomada más Matías Martín que Morales Solá. Él va para legitimar ese aparato que lo sostiene y lo cuida.
Fue a una entrevista política en donde de lo que no se habló fue de su gestión, sino del tiempo que falta para que el kirchnerismo sea reemplazado por "lo nuevo". Fue para cumplir su rol, a dar su servicio a la causa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails