30/8/10

Grave: Mentiras y Amenazas a los estudiantes


"Es un frente político esto. En todas las escuelas tomadas se puede dar clase y hay obras de infraestructura en marcha. Se equivocan los que usan las escuelas para hacer política y toman las escuelas y les hacen perder a los chicos días de clase para hacer política", sostuvo el funcionario.

En declaraciones a radio Mitre, Rodríguez Larreta aseguró que los promotores de las tomas de escuelas "están identificados" e integran agrupaciones vinculadas a "sectores del chavismo en la Argentina y La Cámpora".

"en estos dos años se hicieron más obras que en los diez anteriores. Cuando asumimos, un informe de la defensoría decía que un 70 por ciento de las escuelas tenía problemas de infraestructura"

Al igual que el ministro de Educación, Esteban Bullrich, Rodríguez Larreta señaló que, si continúan las medidas de fuerza, los alumnos "van a tener que recuperar los días de clase" y "van a terminar las clases en febrero". link

El ministerio de educación porteño, como es de público conocimiento se dedicó a contratar espías, pero no hicieron una sola escuela. Ellos mismos reconocen que el presupuesto 2010 para la educación de gestión estatal se encuentra subejecutado y no supera ni el 20% de lo presupuestado.

"En estos dos años se hicieron más obras que en los diez anteriores" es el slogan que Duran Barba preparó para las elecciones 2009 en las que consiguieron un exiguo 30% de los votos.
La gestión PRO no ha realizado una sola escuela nueva; se presentaron las escuelas que ya estaban en proceso cuando asumieron en diciembre de 2007, pero ninguna nueva obra ha comenzado bajo la nueva gestión. Lo mismo ocurre con los subtes.
Todavía quedan 50 escuelas en la ciudad de Bs As que no tienen gas o la obra se encuentra paralizada por faltas de pago.

El inepto de Ibarra hizo más escuelas y estaciones de subtes que los "oyentes ilegales" PRO. Y eso es bastante decir si tenemos en cuenta la crisis y el post 2001, sin subir impuestos como el ABL y las patentes del parque automotor.

Los veintitres colegios tomados responden a la ineptitud, a la falta de gestión política y sobre todo a la subestimación de los estudiantes. Comienza con un reclamo puntual y se extiende ante el pedido de la lista de alumnos que participaban de la protesta, a través de un memorandum a los directivos que la justicia declaró ilegal.

Ahora surgen las amenazas con acciones irrealizables: Terminar las clases en Febrero.
¿Qué dirán los padres que no pueden proyectar sus vacaciones? ¿Y los docentes? Esa medida es irrealizable por el rechazo que generaría en padres y cuerpo docente. Pero esa es la metodología que el PRO tiene para resolver los conflictos sociales: subestimar, insultar, amenazar y desacreditar todo reclamo social.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails