27/8/10

Colegios tomados revelan la inutilidad PRO y su desinterés


La toma del Mariano Acosta comenzó hace dos semanas por reclamos en la infraestructura del establecimiento: se caen los techos, las escaleras están clausuradas, se desprende la mampostería, parte del patio exterior se encuentra inutilizable por peligro de derrumbe en la fachada.

Desde el 2001 que el Mariano Acosta se encuentra en refacción y los arreglos realizados se caen y no brindan seguridad a quienes concuerren al establecimiento. Este tema se inicía mucho antes que Macri llegue a la jefatura del gobierno porteño, pero a tres años de asumido, la situación empeora.

La estrategia del ministerio de educación porteño, ante la petición de los alumnos de ser escuchados en sus demandas, fue solicitarle a las autoridades la lista de los estudiantes que realizaban la toma; ésto desencadenó que hoy más de veinte colegios de la ciudad de Buenos Aires se encuentre tomados por los alumnos.

No aportaron niguna solución al problema sino todo lo contrario, lo agravaron.

Los jóvenes están cansados que se los maltrate. Se los acusa de falta de interes en casi todo, falta de compromiso y excesos varios. Son el foco de informes televisivos que crean una imagen distorsionada de sus intereses. Y cuando logran organizarse y realizar un reclamo que mejore su futuro, aparecen los que los acusan de estar politizados.
Sí, estupido, queremos jóvenes politizados que se conecten con lo que los rodea, que ejerzan sus derechos y peticionen, que hagan oir su voz.

La política educativa de la gestión PRO es un desastre en todos los niveles. Cierran cursos, maltratan por igual a docentes y alumnos, y generan un vaciamiento grave. Las diferencias salariales entre la Ciudad de Bs As y la Provincia generan la emigración de docentes y producen vacantes que nunca se cubren. Se agotan lo listados y no hay quién ocupe el cargo. Mientras el presupuesto para las escuelas privadas y confesionales aumenta, el de gestión estatal disminuye.

La situación es muy grave, el disgusto de los docentes con los gremios crece. El aumento recibido en julio es una burla y tensiona la situación. De continuar con estas políticas, el panorama para la finalización del ciclo 2010 y el inicio del 2011 es muy oscuro.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails