25/2/10

Nuevos Aires, es mejor que Buenos Aires


La verdad que estoy cansado de esta ciudad, y si bien sé que muchas cosas voy a extrañar, las que me molestan pesan más. Por eso hemos decidido con mi compañera, cambiar de vida. Este cambio esta muy lejos de lo que podría creer Ari Paluch.

El proyecto de irnos de este gran centro urbano tiene vieja data, pero nunca estuvo tan cerca su realización. Gracias a nuestro esfuerzo, hemos podido comprarnos nuestra casa en el partido de San Pedro a unos 170 Km de Bs As. Es una casa modesta, pero cargada de amor y perseverancia. Estos dos meses en los que no estuve escribiendo nada en el blog, los pasé trabajando en los arreglos y si bien todavía falta bastante el cambio es esperanzador.

El pueblo es muy chico, ya que está a 30 Km de San Pedro ciudad para los que conocen, y casi no hay nada, más que unas pocas casas. La vida es muy tranquila y bastante relajante. Todo es muy lento para los ojos del recién llegado. Como un huesped, se observa la diferencia de lo extraño. Todos los ojos estaban puestos en los recien llegados, y está bien que suceda así. Temo a la monotonía y al excesivo silencio. Me pregunto si podré adaptarme, pero el proyecto ya esta en marcha y bastante encaminado. Todavía no hay plazos para la mudanza que espero no se dilate más de los dos años, para cuando termine el mandato de Cristina, jajaja.

Tengo ganas de otra cosa, no sé si mejor o peor, pero sé que distinta a estas que vivo. Vivir fuera de Bs As tiene sus complicaciones, pero prefiero arriesgarme a estos nuevos aires que seguir padeciendo estos buenos aires.

8 comentarios:

Matias Aguirre dijo...

Hace 2 a#os ya que me fui de la capital con rumbo hacia un chiquito pueblo en algun rincon oculto del territorio correntino.
Esa ciudad dejo de representar mis objetivos y deseos en la vida desde hacia tiempo y no fue facil transmitir la idea de autoexilio a familiares y amigos, pero nunca me voy a arrepentir de haberlo hecho, muchas cosas buenas te pasan con gente buena sin esa idea absurda de quererle pisar la cabeza al otro por migajas.
El silencio es un aliado y monotonia no existe mientras tengas ganas disfrutar de la vida.
Te felicito por la decision.
Saludos

Maricé dijo...

Yo también te felicito por la decisión y de ser yo, no aguantaria dos años para concretarla.
Hasta hace cuatro años, era una más dentro de los vagones del subte A que me llevaba desde Once (donde vivia) hasta el Correo Central (frente al que trabajaba)
Hoy estoy en un pueblo patagonico, junto a un parque nacional. Dejo las ventanas abiertas de mi casa cuando vengo a trabajar y el auto con la llave puesta.
Nunca te vas a arrepentir
Felicidades

Anónimo dijo...

Te felicito!!!
Yo tengo marido e hijos. En mi caso, cambiar involucra a demasiada gente, pero es un deseo, o una fuerza que bulle dentro mío desde el año pasado. Esta ciudad se me está tornando irrespirable, expulsiva...
No sólo deseo tranquilidad, sino aprender a ser un poco más autodependiente y libre de las reglas del consumo... Sueño con la huerta propia!
Seguiré tu devenir, para tomar ánimo, y tal vez, dar el salto. Mientras, estoy cultivando unos morrones en mi terraza...
Daniela

Mauro dijo...

He comprado una casita en el medio de la nada, en entre rios, yo ahí cerca tengo la flía. pero creo que no sería un problema tenerlos un poco lejos, aunque si para mi mujer. Proyectamos ir en menos de un años si se nos dan las cosas.
Tengo un hijo de 4 años que puede salir a la vereda, tiene pasto para jugar a la pelota sin esquivar teresos de perro entre otras cosas que uno se topa por la capi.
Gallinas que dan huevos con yema amarilla no como los que se ven acá, palidos.
Una vecina que vende un cajon de verduras por 5 pesos. Conejos, guineas, aire, paz.
Fumar un cigarrito a la noche mirando las estrellas no tiene precio.
Ahi donde la guita no lo es todo voy a ser muy feliz.

paola dijo...

Bello lo que acabo de leer, será que transmite ganas de verdad de hacer con amor y preseverancia. Suerte!

paola dijo...

perseverancia- ahora sí-

Nando Bonatto dijo...

Vamos, que toda etapa nueva tiene sus desafios, cuando deje esa locura de tren subte colectivo ,el humo en las calles ,el kilombo cotidiano ,aunque sea increible lo extrañé pero mirando en perpesctiva gane calidad de vida
un saludo cordial

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

gracias a todos por la buena onda. La verdad que estoy entusiasmado y a la vez un poco temeroso.

maricé los dos años se justifican porque tengo que devolver la plata que me prestaron para hacer los arreglos.

saludos a todos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails