3/9/10

Así aprieta Clarín, cuando no tenés convicciones políticas


Esto pasa cuando te sentás a escuchar a un empresario poderoso que te dicta lo que tenes que hacer.

J.P. Sartre sostenía que "no tenemos excusas, lo que somos es una consecuencia de nuestra propia libertad de elección; somos responsables de nosotros mismos, pero también del resto de la humanidad". Elegir como destino ser un "perro gregario" conlleva acatar la voz del amo.

Por eso, cuando el perro no cumple con la orden del amo viene un gil y te dice: "aspirante", "inquilino", "débil", "pecho frío"; te señalan las flaquezas y los errores, te pone nuevas exigencias, te pide que cumplas con el papel de perrito.

Hoy, Julio Blank le escribe "Al peronismo disidente". Los reta en su doble acepción. Desnuda las internas, las dudas, los miedos y sobre todo les recuerda quién es el amo y para qué fueron llamados.

La última cocción a ese guiso se dio el martes por la noche en la casa de Francisco De Narváez, que invitó a comer a tres de los cuatro precandidatos del sector: Felipe Solá y los gobernadores Mario Das Neves y Alberto Rodríguez Saá. Sectario y excluyente, el que hizo las invitaciones dejó afuera del convite a Eduardo Duhalde, tan precandidato presidencial como los otros tres, pero con quien el anfitrión del encuentro gusta mantener la máxima distancia posible.
“Son buena gente, pero nosotros somos peronistas, no liberales”, se escuchó. Parece que en ese momento De Narváez miró para otro lado.
Después de esa recorrida, Solá, De Narváez y Das Neves se volvieron a reunir anoche, un rato, para seguir tejiendo su proyecto. Necesitan algo que los abrigue.

Blank, que no es el amo sino un lacayo, les recuerda que no son libres de hacer lo que desean. Si quieren hacer esto, tienen que incluir a quien nosotros queremos. Ojo, los estamos vigilando; sabemos lo que hablan y lo que dicen.

Qué triste papel les reserva la historia a los gregarios, que por propia voluntad renuncian a su libertad.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails